Skip to content

Implantando tecnología basada en la inteligencia artificial para optimizar tus procesos. ¿Aceptas el reto?

Si estás pensando en optimizar tu negocio, automatizar alguna tarea o proceso, usando tecnología como la Inteligencia Artificial, pero no sabes cómo será el proceso, este post es perfecto para ti.

En nuestro primer post te hablamos sobre las diferencias que existen entre la IA, y Machine Learning, entre otras. Para complementarlo, en este otro te contaremos la “fórmula despegue” que usamos con nuestros clientes para implantar y planificar el desarrollo de este tipo de tecnología.

 

 

¿Qué conseguirás con la fórmula que te vamos a explicar?

✔ Evitarás frustraciones durante el proceso de desarrollo e implantación.

✔ Conseguirás que la persona que lo vaya a desarrollar tenga tan claro como lo tienes tú, tus expectativas y tus necesidades.

✔ Tendrás claro el tiempo y los recursos que va a consumir la implantación de esta tecnología.

En resumen, llegarás al final del proceso satisfecho con el resultado.

 

Primero que nada, un consejo…

Antes de empezar el desarrollo es necesario que tanto tú como las personas que lo van a llevar a cabo tengáis todos los puntos claros.

Para esto, encontrarás una serie de preguntas, te recomendamos que le dediques tiempo ahora y no después. Por último, pero no por ello menos importante, organiza las reuniones necesarias hasta que todos lo tengáis claro.

 

¡Importante! ¡Ten unos objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un límite de tiempo)

 

 

Estos harán que consigas un resultado infinitamente más cercano a lo que tenías en mente.

¡Ahora sí! Empecemos…

ㅤㅤ

  1. ¿Qué es lo que quieres resolver?

Probablemente pensarás que es una pregunta obvia, pero nos hemos encontrado casos en los que el cliente no sabía exactamente lo que quería. Resultando en… ¡Cambios y más cambios! Haciendo que el desarrollo fuese lento y cada vez más costoso, tanto para el cliente como para nosotros.

 

CONSEJOS:

✔ ¡Escríbelo! Hasta que no lo escribas, no puedes ver si realmente está claro.

✔ Incluye detalles, definiciones, fotos… En la mayoría de los casos el desarrollo se lleva a cabo por una persona externa, quienes son los que realizan esas tareas que se quieren optimizar, así que haz que cualquier persona lo pueda entender.

✔ Incluye una lista con todos los objetivos y las funcionalidades. No te quedes corto, di hasta donde quieres llegar.

✔ Una vez escrito, léelo y edítalo.

 

2. ¿Qué impacto va a tener en la empresa, o qué quieres conseguir?

Y ahora que tienes claro lo que quieres resolver, lo siguiente es preguntarse ¿Cómo va a cambiar el trabajo cuando esté implantado? Para ello imagínate que ya ha sido implantado, ¿Qué considerarías un éxito? ¿Vas a reducir la carga de trabajo?, ¿Vas a aumentar tu margen de beneficio?…

Si quieres reducir el tiempo de ejecución de una tarea concreta, específica lo que tardas actualmente en realizarla y cuál es tu objetivo. Si quieres aumentar las ventas, especifica el porcentaje.

En ocasiones si no damos datos concretos, el resultado puede no llegar a ser lo esperado y el coste de volver atrás sería muy elevado.

Así que pide, es mejor pedir más que quedarse corto.

 

 

No te quedes sólo en la definición, ve más allá ¡Da números!

ㅤㅤ

3. ¿Quién va a liderar el proyecto?

Elige a una persona interna que conozca las tareas y la información necesaria para llevar a cabo el proyecto. Esa persona además de proporcionar información se encargará de validar los resultados que se vayan obteniendo.

ㅤㅤ

Una persona externa no podrá liderar el proyecto, ya que en la mayoría de los casos se requiere del conocimiento de un expertise

ㅤㅤ

4. ¿Quién va a realizar el desarrollo de la tecnología?

 

Esta pregunta nos gusta explicarla comparándola con un símil gastronómico:

 

• Opción Do it yourself“:

Principal ventaja: Si lo haces tú, lo harás a tu gusto y según tus necesidades. Nadie sabe lo que quieres mejor que tú mismo, por lo tanto, obtendrás la máxima personalización posible.

Inconveniente: Necesitas una inversión en tiempo y en recursos para desarrollar una tecnología desde cero.

 

• Opción “Pre-cooked” (Implantar soluciones desarrolladas por terceros):

Principal ventaja: Se reduce con respecto a la anterior el tiempo de desarrollo y de implantación.

Inconveniente: Se pierde un poco de personalización.

 

• Opción “Buffet” (Comprar tecnología ya desarrollada):

Principal ventaja: El tiempo de desarrollo se reduce a 0.

Inconveniente: Se pierde cualquier grado de personalización.

 

 

Esta última opción no se puede aplicar en muchos casos, ya que, en la realización de una misma tarea, la forma de llevarlo a cabo puede ser totalmente diferente entre las empresas. En este caso, será necesario una personalización, por lo que será más adecuado la primera o la segunda opción.

En el caso de elegir la segunda opción, y habiendo respondido a todas las preguntas, la empresa que lo va a desarrollar analizará cada uno de los puntos y fijará el tiempo necesario y el presupuesto que requerirá la implementación de esta tecnología.

Si el proyecto es largo, se pueden dividir en corto, medio y largo plazo. Dividiendo las tareas en partes independientes, pudiéndose obtener funcionalidades en un pequeño periodo de tiempo, para que se empiece a notar el cambio.

 

¿Pero dónde puedo aplicar la Inteligencia Artificial?

Esta es una de las preguntas que posiblemente aún no tengas clara, sentimos decirte que la aplicación de la Inteligencia Artificial es muy amplia, pudiendo abarcar prácticamente cualquier faceta de los procesos en los que se encuentra involucrado el ser humano, desde dispositivos inteligentes, herramientas de diseño asistido, sistemas autónomos, hasta entornos destinados a la ayuda de toma de decisiones.

 

En los siguientes posts encontrarás algunos de los ejemplos de aplicación, donde podrás tener algunas ideas. Pero mientras, estos son algunos ejemplos de los sectores en los que estamos trabajando:

 

✔ En arquitectura: diseño generativo en primeras fases del diseño de edificios y en decoración.

✔ En ingeniería: eficiencia energética y diseño de metamateriales.

✔ En salud: detección de Alzheimer y demencia en una etapa temprana de la enfermedad.

✔ En finanzas: estimación de activos inmobiliarios para la compraventa de estos.

✔ En videojuegos: modelización de controladores de comportamiento por agentes, creación automática de contenido, análisis de modos de juegos que se adapten al jugador.

 

Ahora sí podemos decir que ya sabes que es la Inteligencia Artificial y cómo afrontar el reto de implantarla, sin morir en el intento. Esperamos que os haya gustado y no te pierdas los próximos posts, donde hablaremos de algunos de nuestros proyectos en donde aplicamos este tipo de tecnología.

 

Lorena Cruz – Business Development Lead

 

Podrían Interesarte

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.